Psychology4u
Clínica de Psicología y trauma complejo.
Clínica de Psicología y trauma complejo.
Terapias vanguardistas y no invasivas.

Neurofeedback y Biofeedback.

El Neurofeedback es el entrenamiento del cerebro mediante el trabajo con las ondas cerebrales y electroencefalograma. El Biofeedback permite aprender a cambiar la actividad fisiológica para mejorar la salud y el rendimiento.
Mapeo cerebral.


Leer más.

Terapia E.M.D.R.

E.M.D.R. es un método de psicoterapia científicamente eficaz que ha demostrado ayudar a recuperarse de experiencias traumáticas y de alivio de cuadros crónicos como Estrés Postraumático, Fobias o TDAH.
Evidencia científica.


Leer más.

Terapia cognitivo-conductual.

La terapia cognitivo-conductual implica el manejo de una serie de técnicas de modificación de comportamientos y de pensamientos, que cuentan con aval científico, permitiéndonos abordar problemas y patologías psicológicas muy diversas.

Entrenamiento en mindfulness y relajación.

Con una sobrada trayectoria histórica y de evidencias sobre su eficacia en la salud física y mental, el entrenamiento en conciencia plena se hace imprescindible para lograr la superación de enfermedades de tipo psicológico (crisis de angustia, pánico,...), médicas (migrañas, dolor crónico) pero también para disfrutar de calidad de vida o alcanzar metas potentes.

Psicología clínica general

Los síntomas nos avisan de que algo en la vida de la persona no se encuentra regulado, por lo que es fundamental atenderlos. Es muy importante saber qué hay debajo del síntoma y entender su origen para poder acceder a la raíz y al núcleo del problema y así resolverlo lo más rápidamente posible.

Trauma complejo

El trauma es una "herida" que puede provocarse por una situación, varias o incluso muchas a lo largo del tiempo. La importancia de la causa del trauma no determina la calidad del daño que éste produce, sus efectos dependerán de cada persona, de su historia, de su entorno afectivo, del momento en que se haya producido y de su reiteración a lo largo del tiempo. La afectación en la salud de la persona es general y debe intervenirse tras una precisa evaluación y yendo al origen de manera segura.

Adicciones

Comprender la función que ejerce la adicción en la persona es fundamental para diseñar un tratamiento eficaz y la aproximación al objetivo de abandono de la adicción debe hacerse con respeto al equilibrio completo del paciente. Además, el tratamiento ha de plantearse de forma global puesto que las patologías adictivas son comórbidas con otros problemas psicológicos o enfermedades. Dentro de este amplio grupo se encuentran las adicciones comportamentales como son la ludopatía, la adicción a los dispositivos electrónicos, a internet o redes sociales, al sexo, al trabajo o la compra compulsiva y, por otro lado, las adicciones a sustancias adictivas como el alcohol, el tabaco, la cocaína y otras drogas.

Trauma perinatal y postparto

La maternidad conlleva una gran transformación a nivel cerebral y psicológico. Tradicionalmente la atención a las madres y al bebé se ha centrado en aspectos físicos y médicos, relegando a un segundo plano lo psíquico y las consecuencias psicológicas de las experiencias en esta etapa. La Psicología Perinatal contempla los procesos neurobiológicos del embarazo, parto y posparto, prestando atención a las necesidades emocionales de los bebés y al vínculo con los padres.

Psicosomática

Buena parte de las dolencias médicas que sufrimos a lo largo de nuestra vida tienen que ver con nuestro estado emocional sobre todo si el malestar se prolonga en el tiempo. Nos referimos, por ejemplo, a enfermedades de la piel, cefaleas, hipertensión, tics, lumbalgias, gastritis, colon irritable, Crohn, fibromialgia... Desde este enfoque es fundamental descubrir qué hay detrás de cada síntoma o enfermedad y comprender el impacto emocional que lo ha activado para recuperar el equilibrio del organismo.

Puedes contactarnos de las siguientes formas

Rdpt. Robert Schuman 6, (Sala de espera en planta 7) 1040 Bruselas.

Horario de consultas (con cita previa): L-V de 8.00 a 15.30

Correo electrónico: info@psychology4u.be

Reserve cita

Sobre nosotros

El proyecto de Psychology4u nace hace 6 años en la ciudad de Madrid y viaja hasta Bruselas donde toma forma de la mano de la práctica privada para poder trabajar con personas de múltiples entornos culturales con la riqueza que ello supone. Nuestro punto de vista parte del interés por la Epidemiología Clínica en Enfermedad Mental severa y de larga duración hace 15 años y por lo que seguimos trabajando. Creamos Psychology4u como un espacio clínico que combina Neurociencia y la Psicología Clínica moderna.

A lo largo de nuestra experiencia clínica y sanitaria la necesidad de generar cambios, a largo plazo, en las personas que acuden a consulta o que son atendidos en entornos comunitarios como prisiones, centros de inserción u hospitales para la salud mental, hace que buscásemos técnicas potentes, vanguardistas, no invasivas y de resultados reconocidos desde la Neuropsicología Clínica y el enfoque E.M.D.R. punteros en el tratamiento de Trastornos de la Personalidad, Trauma Complejo, Apego y Disociación.

De la misma manera, es prioritario resolver la gravedad e intensidad del síntoma en un corto periodo de tiempo para que la persona pueda alcanzar lo antes posible calidad de vida. Las Terapias de Nueva Generación como el E.M.D.R. Las evaluaciones se realizan en colaboración con expertos internacionales y bajo supervisión para ser lo más exhaustivos posibles y poder resolver la patología rápida y eficazmente.

Dentro de las aplicaciones de las Neuroterapias está la oportunidad de trabajo para generar Alto Rendimiento en deportistas y en opositores donde hemos encontrado resultados muy satisfactorios en ambos países. Ofreciendo programas de entrenamiento cerebral para deportistas de élite, empresarios, estudiantes y opositores.

En Psychology4u el objetivo es acompañar a las personas y a su familia a mejorar su calidad de vida y bienestar, incrementar su autonomía o la seguridad en sí mismo, aportando los recursos necesarios para que la persona se sienta protegida y adquiera la capacidad para funcionar de una manera sana y armoniosa a través del proceso terapéutico.

Durante el Estado de Alarma por el COVID-19 hemos estado atendiendo a personas y familiares de enfermos así como a las personas que han padecido un duelo a lo largo de este periodo online y telefónicamente. Debes saber que contamos con FORMACIÓN ESPECÍFICA FRENTE AL COVID-19:

Ética y confidencialidad

Si finalmente decides realizar una consulta, recuerda que la ética profesional como psicóloga nos obliga a mantener la confidencialidad y el secreto profesional en terapia. Toda la información recibida, por tanto, se tratará respetando la total intimidad y privacidad de la persona que realiza la consulta.

Más información sobre nuestro código deontológico


Biofeedback y Neurofeedback

El Biofeedback y el Neurofeedback son procedimientos diferentes, innovadores y sencillos, que sin el uso de fármacos y sin efectos secundarios mejoran el funcionamiento de la actividad. Son técnicas en expansión, no invasivas, y científicamente probadas que forman parte de las denominadas Neuroterapias. Hace muchos años que fueron descubiertas pero en los últimos años han incrementado su uso de forma considerable, lo que nos permite que lleguen a la población general de forma más fácil, pudiendo gozar de sus múltiples beneficios personas con dificultades tales como TDA/TDAH, migrañas, ansiedad, problemas del sueño, adicciones, y un gran etc.

El Neurofeedback y el Biofeedback trabajan a nivel mente-cuerpo, ya que sabemos que cuando trabajamos sobre un área, inevitablemente tiene repercusiones sobre las demás. Sabemos que el entrenamiento en variabilidad del ritmo cardíaco (Biofeedback) es una forma de trabajar la regulación emocional. Y del mismo modo, cuando entrenamos con Neurofeedback (refuerzo e inhibición de ondas cerebrales) mejoramos no sólo condiciones psicológicas, sino que también hay una mejora de problemas a nivel orgánico como la epilepsia, la fibromialgia o las migrañas.

En las sesiones de entrenamiento se colocan unos sensores a nivel corporal (en el caso del Biofeedback) o en la cabeza (en el caso del Neurofeedback) mediante los cuales podemos observar el estado interno de la persona. A partir de ahí, el procedimiento es muy sencillo. La persona se coloca mirando una pantalla cómodamente y visualiza diferentes animaciones e imágenes en movimiento. La persona no ha de hacer nada, solo tratar de estar lo más tranquila posible, presente y prestando atención. El trabajo se va produciendo de forma involuntaria progresivamente.

El Neurofeedback es simplemente Biofeedback aplicado directamente al cerebro. Las personas aprenden a entrenar y regular su funcionamiento cerebral para poder optimizar su rendimiento. Con el Neurofeedback registramos la actividad eléctrica de nuestro cerebro y se extraen los datos sobre su funcionamiento general. Una vez hecho esto, se analiza la información y se diseña un programa personalizado de tratamiento.

El Biofeedback es una técnica a través de la cual podemos modificar algunas de las funciones corporales específicas tales como la frecuencia respiratoria y cardíaca o la tensión arterial, para mejorar casos de hipertensión, problemas respiratorios o cardíacos, aprender a relajarse o calmarse ante situaciones de estrés, problemas de ansiedad o dificultades para dormir. Las personas aprenden a observar los parámetros fisiológicos de su propio cuerpo.

El objetivo es la autorregulación, entendiendo ésta como un aspecto fundamental para el buen funcionamiento cerebral. El entrenamiento en autorregulación permite que nuestro sistema nervioso central funcione mejor y por lo tanto contribuye a que nos regulemos emocionalmente de forma más eficiente en nuestro día a día.

Mapeo Cerebral

La evaluación del funcionamiento del cerebro por sus ondas cerebrales nos guía en la evaluación psicológica. Según no se adapten las ondas a unos estándares de funcionamiento, puede indicarnos los síntomas, la patología y el plan de tratamiento.

El mapeo cerebral es un estudio semejante al, muy conocido, electroencefalográma (EEG). En ellos se registra la actividad eléctrica del cerebro (AEC) para determinar disfunciones neurológicas o para investigación del sistema nervioso.

Nuestro cerebro funciona con intercambio de sustancias químicas y con flujos de corriente eléctrica. La ardua investigación sobre la AEC ha permitido a los clínicos ofrecer diagnósticos a través del conocimiento de los aspectos relacionados con ella. En las enfermedades o disfunciónes cerebrales, se presentan alteraciones en la regulación de la AEC que pueden interpretarse en las imágenes del estudio.

La AEC es representada por ondas que se dividen en frecuencias según el tamaño de las mismas (ver figura 1). Las ondas se miden en hertz y se clasifican según el número de ondas en un segundo, es decir en ciclos (ondas) por segundo. Las ondas más grandes son las delta. Son aquellas que van de 1 a 3 hz, las ondas theta van de 4 a 8 hz, alfa de 8 a 12 hz y beta de 13 a 21 hz. Cada frecuencia está relacionada con funciones específicas del cerebro.

A diferencia del EEG, en mapeo cerebral se muestra la distribución de las diferentes frecuencias en mapas, que esquematizan diferentes aspectos de las mismas y que cuentan con parámetros internacionales de normalidad. Entre los aspectos de la AEC están: la potencia absoluta, la potencia relativa, la simetría, la coherencia y la fase. Cada una de ellas refleja aspectos sobre el funcionamiento del cerebro y sus funciones cognitivas, afectivas o biológicas.

Como se menciona antes, actualmente se cuenta con bases de datos normativas que ofrecen puntajes Z. Con ellos se pueden conocer los aspectos de la AEC que no cumplen una función óptima en el cliente. Los puntajes Z nos indican cuánto se desvía de los valores normales cada aspecto de la AEC del cliente.

Todos los datos que nos arroja el mapeo, se utilizan para cuatro fines en Neurofeedback:

Cuando una persona presenta dificultades en sus funciones cerebrales, generalmente existen alteraciones en todos los aspectos de l la AEC, aunque con diferente grado de magnitud. Cuando se elabora el protocolo de Neurofeedback tomamos en cuenta cuáles de los aspectos encontrados con disfunción se entrenarán para normalizarlos.

Por ejemplo, puede decidirse entrenar la potencia de algunas frecuencias de la AEC, eligiendo las áreas cerebrales en donde se llevará acabo dicho entrenamiento. Asimismo, se pueden entrenar las diferencias de amplitud entre zonas cerebrales, también la fase o velocidad de conducción, o la coherencia o conectividad entre diferentes regiones del cerebro.

Cuando el cliente entrena con Neurofeedback, lleva a la normalidad los aspectos que conforman su AEC, y los resultados de dicho entrenamiento se manifiestan en mayor habilidad física, cognitiva, social y emocional.

EMDR

Para muchos pacientes, el EMDR resulta de mayor ayuda para sus problemas que otras terapias convencionales.

EMDR es un método que combina elementos teórico-clínicos de orientaciones tales como el psicoanálisis, cognitivo-conductual y otras. El EMDR se centra, por un lado, en comprender el efecto de las experiencias adversas y traumáticas que han provocado la patología manifiesta y, por otro, en procesar dichas experiencias a través de procedimientos estructurados. En este caso, la estimulación bilateral, que puede ser:

Esto facilita la conexión entre los dos hemisferios cerebrales logrando el procesamiento de la información y la disminución de la carga emocional. Con EMDR, es el terapeuta quien guía el proceso y quien toma las decisiones clínicas sobre la dirección que debe seguir la intervención.

Por ello, mi trabajo como psicóloga gracias a la terapia EMDR se basa en poder identificar, conjuntamente con el paciente, cuál es el problema específico, que será el foco del tratamiento. A través de la descripción que el paciente aporte de dicho incidente y, apoyado por el psicólogo, se podrán seleccionar los aspectos más importantes de dicho acontecimiento y aquellos que más angustia generan.

La meta final con EMDR, es que el paciente logre procesar la información sobre el incidente traumático, llevándolo a una "resolución adaptativa" o, lo que es lo mismo: reducir los síntomas, cambiar el sistema de creencias, posibilidad de funcionar mejor en la vida cotidiana.

EMDR es un abordaje efectivo, probado científicamente y usado por distintos países como abordaje de elección para distintos tratamientos.

Instituciones como APA (Asociación Americana de Psicología), el NICE (Instituto Nacional para la Excelencia Clínica), el departamento de Salud de Reino Unido, Irlanda del Norte, Holanda, Francia o la OMS (Organización Mundial de la Salud), han declarado el EMDR junto con la terapia cognitivo-conductual (TCC) como los tratamientos de elección con apoyo empírico para el tratamiento del trastorno de estrés postraumático.

Bien es cierto que, actualmente, su aplicación se extiende a un amplio rango de problemas clínicos, demostrando una gran eficacia y rapidez para el tratamientos de duelos, fobias, trastornos de ansiedad, TOC, Trastornos alimentarios, trastornos somatomorfos (fibromialgia, cefaleas) adicciones, y patologías de la infancia y adolescencia (adopciones, trastornos de conducta, hiperactividad, pérdidas, etc.).


Descripción del abordaje EMDR

El abordaje EMDR –cuyas siglas en español significan Desensibilización y Reprocesamiento por los Movimientos Oculares y que procede de sus acrónimos ingleses (Eye Movement Desensibilization and Reprocessing), cuya autora Francine Shapiro, lo descubrió de una forma casual en 1987, es un abordaje psicoterapéutico, que trabaja sobre el propio sistema de procesamiento del paciente, que es un sistema intrínseco propio y que, por diversos motivos (muertes, abusos psicológicos, emocionales, físicos, separaciones, otro tipo de problemas, u otros factores que acontecen en la vida del paciente), se bloquea provocando síntomas tales como miedo, angustia, tristeza, dolor, baja autoestima, creencias del tipo “No valgo”, “soy tonto”, “estoy dañado para siempre”, “no puedo expresar mis emociones con seguridad”, etc. ).

Estos hechos, al no ser tratados, a veces tras un evento como una separación, abandono, el diagnóstico de una enfermedad grave etc., cronifican esos síntomas llegando a configurar un trastorno (depresión, trastorno obsesivo compulsivo, trastorno límite de personalidad, trastorno bipolar, adicciones, etc.) Este abordaje también está recomendado en el tratamiento de las dificultades emocionales causadas por experiencias difíciles en la vida del sujeto, desde fobias, ataques de pánico, muerte traumática y duelos o incidentes traumáticos en la infancia, hasta accidentes y desastres naturales. También se usa EMDR para aliviar la angustia y/o la fobia de hablar en público, para mejorar el rendimiento en el trabajo, en los deportes y en las interpretaciones artísticas.

EMDR como método puede ser integrado con el resto de abordajes, ya que todos trabajamos sobre la historia del paciente, lo que cambia es el foco. Unos trabajan sobre el sistema familiar, otros sobre la conducta, otros sobre el significado. Para muchos pacientes EMDR resulta de mayor ayuda para sus problemas que otras terapias convencionales.

Preguntas frecuentes acerca del abordaje EMDR